Archivo de la etiqueta: (Re) escribir el cuerpo

Cartas desde una isla en quiebra 1: Resilencia

Viernes, 23 de junio de 2017

A ti que quieres saber:

De la web.

Hoy podría ser un mejor día, también podría ser uno peor. Vivo en una isla en bancarrota donde lo cotidiano, lo extraordinario y lo fantasioso coexisten con una normalidad pasmosa. Siempre las tres cosas, repitiéndose.

Anhelo cosas que no pasan aquí y que veo en otros países: bibliotecas públicas de tres pisos, protestas multitudinarias por los derechos humanos, juicios en transmisión en vivo de funcionarios públicos que abusaron de sus puestos. Pero eso no existe hoy.

Así que algunos días voy a protestas, algunos días lloro amargamente, algunos días me enajeno y soy feliz. En esta isla en quiebra parece que las cosas en series de a tres fluyen mejor, como si fuera creación cinematográfica.

Yo no sé qué nos depare el futuro, pero lo que sí puedo decir es que la quiebra no define el valor humano y lo veo florecer con continuidad y eso me renueva hasta en los días más duros.

Prometo volverte a escribir,
M.

Pd. El gobierno está en quiebra, el arte no.

#CartasDesdeUnaIslaEnQuiebra #DeCenteno #PuertoRico #Cartas

20170623-1

Proyecto: Serie de cartas virtuales

Anuncios

Lynette Mabel Pérez para el tema: (Re) escribir el cuerpo

VOLUMEN

Las niñas son tan crueles: tenerlas demasiado voluminosas nos es moralmente correcto. Su risa resonaba en mis oídos. Lo sé, mamar dogmas no es la mejor manera de ser libres. ¿Pero si te obligan a mamar? ¿Si tienes que tragar?

Había lastrado mi vida a una copro-idea del mundo, a una falacia insana. Tanto tiempo esclavizándolas cuando debía dejarlas libres. Empecé a estrangular sus incipientes erecciones, la espesa cumbre de sus sinuosidades. Las arrinconé a la esquina más oscura del cuarto con dos grandes orejas de burro en sus cimas.

La nueva visión porno-visión dio al traste con tan falsa idiosincrasia de vida. Ya sabemos cómo las prefieren, y a mí no me salieron muy caras que digamos. Claro, si descontamos años de escuchar a las copro-mentes ladrar.

Terminé prensando sus opiniones al filo de mi clítoris, al sonido blasfemo de mi puta-vagina. Sus cuerpecitos rancios son tan pequeños como su invertebrada idea del placer. Yo me rescribo en cada orgasmo robado, blancas humedades se escurren por ellas, ¿me pueden decir quién rió al último?
¡Ja!

Foto: INTERTEXTUALES POR INVITACIÓN, convocado por la escritora Marlyn Cruz Centeno desde su BLOG Marlyn Cé.  

Tema: (Re)escribir el cuerpo

“Escribe de la parte que menos te guste de tu cuerpo, pero no la identifiques directamente como tal. Haz un retrato suyo con palabras, cuenta algo sobre ella. Debes lograr que los lectores encuentren un atractivo y/o belleza en su imperfección.”

VOLUMEN

Las niñas son tan crueles: tenerlas demasiado voluminosas nos es moralmente correcto. Su risa resonaba en mis oídos.  Lo sé, mamar dogmas no es la mejor manera de ser libres. ¿Pero si te obligan a mamar? ¿Si tienes que tragar?

Había lastrado mi vida a una copro-idea del mundo, a una falacia insana. Tanto tiempo esclavizándolas cuando debía dejarlas libres. Empecé a estrangular sus incipientes erecciones, la espesa cumbre de sus sinuosidades. Las arrinconé a la esquina más oscura del cuarto con dos grandes orejas de burro en sus cimas. 

La nueva visión porno-visión dio al traste con tan falsa idiosincrasia de vida. Ya sabemos cómo las prefieren, y a mí no me salieron muy caras que digamos. Claro, si descontamos años de escuchar a las copro-mentes ladrar.

Terminé prensando sus opiniones al filo de mi clítoris, al sonido blasfemo de mi puta-vagina. Sus cuerpecitos rancios son tan pequeños como su invertebrada idea del placer. Yo me rescribo en cada orgasmo robado, blancas humedades se escurren por ellas, ¿me pueden decir quién rió al último? 
¡Ja!

Lynette Mabel Pérez

*********************************************************

Esta colaboración ser recibe a través de la convocatoria abierta. ¡Enhorabuena!

 

Sobre la autora:

Nació en Mayagüez, Puerto Rico, en el año 1976, pero se crió en el pueblo de Moca. Obtuvo su bachillerato en Educación Secundaria con una concentración en español de la Universidad Interamericana, Recinto de Aguadilla y su Maestría en Artes del lenguaje, de la Universidad Interamericana de Puerto Rico y una sub-especialidad en Estudios Hispánicos de la Universidad de Puerto Rico. Pertenece a REMES. Ha sido premiada en los certámenes de la Universidad Politécnica de Puerto Rico, el Certamen Nacional José Gautier Benítez y el Certamen de Cuento Corto de la Latin Heritage Foundation. Es miembro de la junta del Festival Internacional de Poesía en Puerto Rico. Ha publicado en las revistas literarias Zurde, Paxtiche, Cinosargo, Delirium Tremens, Palabras Diversas, Traspatio, Absenta, En la Orilla y Monolito. Fue incluida en las antologías Reflexiones literarias: De la creación al estudio (2005), Piernas Cruzadas (2010), Ejército de Rosas (2011) y Plomos (2012). Ha publicado el libro Imaginería (2010) y Fantasía Circense: antología de literatura contemporánea junto a Miranda Merced (2011). Ha sido poeta invitada en tres ocasiones al Festival Internacional de Poesía de Puerto Rico y en dos ocasiones al Festival de la Palabra de Puerto Rico-New York. Trabaja su blog “Los rostros de Jano” (http://rostrosdejano.blogspot.com///).

*************************************************

En este blog se lleva a cabo la serie “Intertextuales por invitación”. Consiste en un tema semanal escogido por un escritor invitado distinto durante un periodo de diez semanas.  A partir del tema semanal, se compartirán otros textos creativos desde las voces diversas de los escritores que acepten el reto (o provocación) en los géneros de narrativa y poesía. También se compartirán colaboraciones de personas que han visto la convocatoria y se han motivado a escribir del tema. Esta es una convocatoria abierta, envíe su colaboración a marlyncruzcenteno@gmail.com.

Gracias por pasar a leer,

Marlyn Cruz-Centeno

 

Peter M. Shepard para el tema: (Re) escribir el cuerpo (Intertextuales por Invitación)

 (>) Arquitectura erógena

 

            Escucha lo que te digo. El contacto de su aliento sobre ti al hacerme el amor me excita y me hace pensar en tiempos pasados en que te detesté. Hubo muchos momentos, que mirándome desnudo frente al espejo, tus proporciones me parecían grotescas, sintiéndome casi al borde de la desesperación. Contrario a la creencia general de que el tamaño importa, aborrecía tus dimensiones desmedidas. Daba gracias a mi anatomía masculina que, entre pelos y vellos, me permitía, si acaso, disimularte.

            En el momento sensual en que labios húmedos se cierran sobre el pedacito de piel que pende justo en la punta sur de tu estructura inusual siento un corrientazo a través de mis aéreas sensitivas y perdono a mis genes que te hicieron así. Disfruto el haber aprendido a deleitarme en el placer que me brindas. Un placer especial que no todos poseen. Celebro tus curvas que como ondas en el agua comienzan en un punto centrado. Cuando me brindan caricias que van recorriendo tu curvatura y me dejan sus huellas digitales sobre la piel que te cubre me hacen suspirar y me ayudan a arrinconar en la memoria las crueles burlas de mis compañeros de escuela que me hacían detestar tener que ducharme después de los deportes. Con el placer olvido las noches de mi tortuosa adolescencia en que desee poder cambiarte.

            Y ahora, cuando ya me había acostumbrado a tu apariencia; cuando tu naturaleza era ya inadvertida, y el reproche era algo del ayer; te empeñas en jugarme una mala pasada. Ahora que mi cabello blanquea y las arrugas derrotan la lozanía de la juventud, no solo parecieras querer ser más grande, sino que te empeñas en forrarte de hebras innecesarias e inútiles. Pero ya no te rechazo. Y no es solo por los placeres superficiales que como zona erógena me brindas. Tampoco por el equilibrio que me brindas. Es que nunca me perdonaría volver a maldecirte, a ti, pabellón que proteges instrumentos transformadores de señales acústicas. Porque eres el embudo de todos los sonidos y te juro de que no renegaría del placer de escuchar la belleza de las palabras.

 

 

 

*****************************************************

Sobre el autor:

Peter M. Shepard- Rivasde Juncos, Puerto Rico nació un 14 de septiembre de 1959. Posee un Bachillerato en Turismo y una Maestría en Administración de Organizaciones sin Fines de Lucro, ambos obtenidos en la Universidad del Sagrado Corazón. En 1985 fue premiado con la Medalla Pórtico de Liderazgo de la USC. Trabajo por muchos años como asistente de vuelo y actualmente labora en el área de desarrollo organizacional y programático de una organización de base comunitaria. Algunas de sus narrativas han sido publicadas en el blog del Colectivo Literario Homoerótica y tiene dos cuentos que serán publicados próximamente en dos antologías de cuentos. En su blog, que visita de vez en cuando, Quien ríe el último, piensa más lento… publica algo de inspiración, algo de indignación, algo de cordura y de locura.

Su blog:

Quién ríe el último, piensa más lento…

***********************************************************

En este blog se lleva a cabo la serie “Intertextuales por invitación”. Consiste en un tema semanal escogido por un escritor invitado distinto durante un periodo de diez semanas.  A partir del tema semanal, se compartirán otros textos creativos desde las voces diversas de los escritores que acepten el reto (o provocación) en los géneros de narrativa y poesía. También se compartirán colaboraciones de personas que han visto la convocatoria y se han motivado a escribir del tema. Esta es una convocatoria abierta, envíe su colaboración a marlyncruzcenteno@gmail.com.

No se pierda las colaboraciones previas,  bajo el archivo de agosto. Únete al grupo en facebook: Marlyn Cé: Apuesta literaria.

***********************************************************

Gracias por pasar a leer,

Marlyn Cruz-Centeno

Karen Sevilla para el tema (Re) escribir el cuerpo- Intertextuales por invitación

Circe

 I.

El espejo miente. Aún se levanta mi piel oliva diametralmente con el recuerdo de hace más de una década. El reflejo en el cristal apenas muestra que la memoria puede ser una cicatriz rosada que se traza por mi costado derecho desde el comienzo de éste, cerca del ombligo, bordeándome el seno y alcanzándome la espalda alta. Otra cuidadosa mirada a mi costado indica que la cartografía también puede estudiarse en la piel, que el antiguo rastro de un golpe, cortadura o caricia es prueba de que se estuvo en un lugar o de que se fue amado, porque en la epidermis también se encuentran rutas:

II.

Digamos que una cicatriz es la línea de un mapa
y que los poros retratan las veces
de los besos. Digamos que alguien se ciega hasta el tacto
sólo para dar con una nueva forma
de comulgar con el paso o la estadía
en la piel. Digamos que un beso
se dibuja para siempre invisible
en el complejo de una incrédula
extensión de tejido. Tú

III.

la marca de guerra. Los incómodos veranos de bikinis y tus labios tostados explorando mis rutas a la perfección, susurrándole a mi carne lo que se negaba a entender.

IV.

El espejo miente. Debo acercarme al cristal para asegurarme de que la marca siga ahí. Cerca del ombligo, justo desde donde empieza el costado derecho, que sube como un trazo dándome una vuelta por el seno hasta la espalda alta. Por años esa cicatriz fue el souvenir de un primer invierno que con los años fue cambiando de color, de que la piel se suavizó con las caricias y que de un extremo a otro esa herida curada indica la dirección hacia unos labios que susurran que no hay imperfección, sólo un mar de bikinis en las playas.

*****************
Sobre la autora:

Karen Sevilla (Bayamón, Puerto Rico,1983) Narradora, poeta y ensayista. Es egresada de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (BA), y de New York University (Programa Graduado de Escritura Creativa en Español, MFA). Ganadora ex aequo del Certamen de Cuento nacional del periódico puertorriqueño El Nuevo Día (2006). Autora de la plaquette artesanal de poesía Sesión 2 (edición de autor, 2006). Su libro El mal de los azares (PR: Sótano Editores, 2010) obtuvo el primer Premio de Poesía del II Certamen Interuniversitario de Literatura, convocado por la Universidad de Puerto Rico (2009), así como una mención de honor del Premio PEN Club de Puerto Rico (2010). Ha sido incluida en diversas revistas, periódicos y antologías de Puerto Rico e internacionales, mas ha presentado su trabajo literario en el Museo del Barrio (NY), Centro de Estudios Puertorriqueños (Hunter College, NY), Fundación Nacional para la Cultura Popular (PR), Ossining Public Library (NY), King Juan Carlos Center (New York University), McNally Jackson Books (NY), Teatro Beckett (PR), entre otros. Su poesía ha sido parcialmente traducida al inglés, italiano y uzbeco. Modera el blog literario Desmesuras (http://www.karensevilla.com).

**Foto por Isabel Cadenas Cañón

************************************

En este blog se lleva a cabo la serie “Intertextuales por invitación”. Consiste en un tema semanal escogido por un escritor invitado distinto durante un periodo de diez semanas.  A partir del tema semanal, se compartirán otros textos creativos desde las voces diversas de los escritores que acepten la provocación en los géneros de narrativa y poesía. También se compartirán colaboraciones de personas que han visto la convocatoria y se han motivado a escribir del tema. Esta es una convocatoria abierta, envíe su colaboración a marlyncruzcenteno@gmail.com.

El grupo en facebook se llama:Marlyn Cé: Apuesta Literaria.Están invitados.

Puede ver  los textos del tema de las semanas pasadas  en el área de archivo: Mes de Agosto.

Gracias por pasar a leer,

Marlyn Cruz-Centeno