Archivo de la etiqueta: Puerto Rico

Cartas desde una isla en quiebra 1: Resilencia

Viernes, 23 de junio de 2017

A ti que quieres saber:

De la web.

Hoy podría ser un mejor día, también podría ser uno peor. Vivo en una isla en bancarrota donde lo cotidiano, lo extraordinario y lo fantasioso coexisten con una normalidad pasmosa. Siempre las tres cosas, repitiéndose.

Anhelo cosas que no pasan aquí y que veo en otros países: bibliotecas públicas de tres pisos, protestas multitudinarias por los derechos humanos, juicios en transmisión en vivo de funcionarios públicos que abusaron de sus puestos. Pero eso no existe hoy.

Así que algunos días voy a protestas, algunos días lloro amargamente, algunos días me enajeno y soy feliz. En esta isla en quiebra parece que las cosas en series de a tres fluyen mejor, como si fuera creación cinematográfica.

Yo no sé qué nos depare el futuro, pero lo que sí puedo decir es que la quiebra no define el valor humano y lo veo florecer con continuidad y eso me renueva hasta en los días más duros.

Prometo volverte a escribir,
M.

Pd. El gobierno está en quiebra, el arte no.

#CartasDesdeUnaIslaEnQuiebra #DeCenteno #PuertoRico #Cartas

20170623-1

Proyecto: Serie de cartas virtuales

Anuncios

Sin promesas

Cuando alguien usa una palabra hermosa para algo atroz, ¿queda manchada por siempre? ¿La perdemos?

¿Cómo volver a pronunciar PROMESA, promesa, promesas…sin este sabor a metálico en la boca?

#vivirenlacolonia

No hay luz aunque hay quienes alucinen:
http://www.elnuevodia.com/noticias/locales/nota/garciapadillainstaamirarlaluzenpromesa-2216516/

Diario de una isla: Amar Poemas

 

Estoy rodeada de poemas que respiran,
de poemas con latidos,
estoy rodeada de tanta poesía
que algunos días me pongo a escribir.

¿Has visto un poema de once años
jugar en el parque?
¿Has despertado junto a un poema
que te mira, te habla y te besa?

Yo vivo en un campo de versos
y a veces, de tanta poesía, sin remedio,
me pongo a escribir, a cantar, a vivir…

#marlyncenteno
21 de febrero de 2016

Libros como regalo de navidad

Los libros siempre serán un regalo maravilloso. Regalar un libro a un buen lector es añadirle nubes al cielo en que transita. Regalar libros a alguien que no lee mucho, claro, sería una propuesta arriesgada. Te corres el riesgo de ver cierta desilusión cuando la persona arranque la envoltura y mire que le has regalado “solo” un libro. Pero  también corres otro riesgo, uno mucho más interesante. Quizás, ese día la persona te  pregunte de qué se trata y le veas un poco de curiosidad genuina ante el libro que tiene en las manos. ¿Te lo imaginas?

En todo caso, si tienes amantes de los libros o personas para seducir con la lectura aquí les comparto algunas opciones:

Poemario: Casa del Silencio de Natalia Ortiz-Cotto

Casa del silencio, Natalia Ortíz-Cotto

HAMBRE

Una biología incierta
corre por mis venas

no sé cómo hacer para nutrirme de ti.

Ese es el primer poema del libro. Esta propuesta poética está  dividida en tres partes: “Contagio”, “Ruido” y “Destrucción”.

“Por ser poesía a la vez silenciosa y elocuente, Casa del Silencio es un libro que celebra muchas cosas: la culminación de años de faena poética apartada y sigilosa, la maduración pausada de un texto bien pensado, la zapata de una casa que crecerá a la par de su autora; el comienzo, en fin, de un nuevo hogar de silencios, que son la casa misma de la poesía.” Janette Becerra, Catedrática, Universidad de Puerto Rico en Cayey

Pueden adquirirlo a través de venta directa o envío por correo con su autora: Natalia Ortiz-Cotto.

Memoria: Sempre Susan: a memoir of Susan Sontag by Sigrid Nunez

[sugerido por Zayra Taranto en” viernes de yo recomiendo” de facebook]

Susan Sontag“Un día de primavera de 1976, Sigrid Nunez (Nueva York, 1951), una joven aspirante a escritora recién graduada en Columbia, conoció aSusan Sontag (1933-2004), quien pasaría a convertirse en su «mentora natural». Sontag necesitaba ayuda para ordenar la ingente cantidad de correspondencia que había recibido durante su tratamiento contra el cáncer y Nunez llegó al 340 de Riverside Drive (Nueva York) recomendada por los editores de «The New York Review of Books», amigos de la escritora.

Poco después, Nunez conoció al hijo de Sontag, David Rieff (Boston, 1952), con quien comenzó a salir y decidió trasladarse, animada por su entonces «suegra», al apartamento que compartían madre e hijo. Fruto de aquella convivencia (entre 1976 y 1978) surge «Siempre Susan. Recuerdos de Susan Sontag» (Errata Naturae), un libro de memorias sincero y vehemente en el que Nunez evoca la parte menos conocida y más cotidiana de la que fuera una de las grandes intelectuales del siglo XX.” Pueden leer la reseña completa en ABC Cultura.

Cuentos: Niñas y Detectives de Giovanna Rivero

[sugerido por Yolanda Arroyo Pizarro en” viernes de yo recomiendo” de facebook]

Niñas y Detectives Giovanna Rivero“…sus cuentos gozan de un hálito especial que -nos guste o no- los eleva literariamente por encima de lo normal. Cada uno de ellos tiene unacatalogacióndiferente, unos pueden pertenecer a un realismo sucio contemporáneo, otros se enmarcan entre la fantasía y el miedo, mientras algunos quedan en el ámbito doméstico de la crítica social y política. Todos ellos sonimpactantes, son un mazazo a las conciencias actuales, un golpe a la modernidad desde ella misma señalando sus defectos pero sin aventurar soluciones, con un marcado determinismo del que sólo son capaces de salir con uñas y dientes sus personajes.

Hablemos de ellas: todas sus protagonistas son mujeres de mayor o menor edad. Y todas ellas son víctimas,principalmente de los hombres, pero también de ellas mismas y su condición femenina. Sin embargo, luchan, se revuelven y se vengan, gozan en su lucha por cambiar el destino que les ahoga… y lo consiguen.” Leer más sobre el libro y sus cuentos en El placer de la lectura.

En Puerto Rico sé que las librerías les esperan con buenos ánimos: Libros AC en Santurce, Tertulia en Viejo San Juan, La Tertulia en Río Piedras, Librería Mágica en Río Piedras, The Book Mark en San Patricio, El Candil en Ponce…y unas cuantas más.

Disfruten las fiestas, no gasten mucho y si van a gastar, qué les digo: compren libros.

 

Viernes de lluvia, libros y café

Llueve como para saltarnos todos los compromisos y no salir de la casa. Gravitar hacia el calor que produce la cama, el abrazo, el café y por supuesto…un buen libro. Dejarnos encontrar por una buena historia es otra manera de producir calor.

Acá algunas recomendaciones de lectura para hoy y el fin de semana:

Del autor Hugo Rodríguez, “La casa en que vivo no tiene dirección”

La casa en que vivo no tiene dirección Hugo Rodriguez Díaz

“Con estos relatos Hugo Rodríguez demuestra su capacidad para observar y registrar la complejidad de la naturaleza humana. A través de un lenguaje rico, que utiliza con soltura, nos invita a reflexión profunda sobre temas universales que muchas veces enmarca en la realidad y en la historia puertorriqueña. De esta manera, Rodríguez irrumpe en la escena literaria con una brillante colección de cuentos”. -Luis Saldaña-

De la escritora Dinorah Cortés, “El arca de la memoria”

El arca de la memoria dinorah cortés

“Una niña lucha por sobreponerse al trauma de un día familiar en la playa que culmina en tragedia. Con brevedad impresionista, la escritora puertorriqueña Dinorah Cortés Vélez ofrece, en ésta su primera novela, un relato de triunfo sobre la adversidad y de regeneración de la experiencia femenina. Unas veces, tiernos, y otras, desgarradores, los recuerdos extraídos al azar del arca de la memoria permiten al personaje principal reinventarse a sí misma, por medio de la creación de mitos matrilineales.”

Del autor Eloy Fernández, “Emociónese así: Anatomía de la alegría (con publicidad encubierta)”

“Mi recomendación de hoy, este ensayo extraordinario de Eloy Fernández. Un ensayo multimedia. Uno que toca el tema Emociónese así Eloy Fernández Portade lo comercial y lo humano.En él se diseccionan las psicologías de las emociones con el ojo incisivo de la crítica cultural.” Lynette Mabel Pérez

“Lo comercial y lo humano. La moral y los anuncios. El perverso y el consenso. Estas insólitas parejas, y algunas más, protagonizanEmociónese así: una ilu­minadora guía de la subjetividad en la sociedad de consumo, diáfana y dinámica pero también caleidoscópica y musical. Combinando con soltura la sociología de las emociones, la estética y la crítica cultural más incisiva, este libro seriamente alegre explora la fabricación del sentimiento en el capitalismo. Alternando iluminadoras definiciones con piezas de la mejor literatura publicitaria, Emociónese así hace saltar por los aires las distinciones que fundamentan nuestra comprensión del espacio social. Los objetos cobran vida y se apoderan de sus dueños. Los publicistas se vuelven filósofos; los pensadores, dibus. El arte, los cómics y el cine pueblan estas páginas, ofreciendo una clara introducción a la cultura visual contemporánea.” Anagrama-ed.

La vida es un enfermedad sexualmente transmisible

Nuestro buen amigo el narrador H Roberto Llanos nos recomienda la novela: “La vida es una enfermedad sexualmente transmisible” de Wilfredo Mattos Cintrón. 

Durante la madrugada, me alegré de ver una nueva entrada al blog “Ecotono” del escritor Christian Marrero  Pérez. El escritor se encuentra en Phuket, una isla en Tailandia y nos cuenta sobre su experiencia…

“…porque acá hasta Ronald Mcdonalds es budista…”

“Phuket es una Isla caótica. El tránsito es un peligro. No hay letreros de “ceda el paso” ni “pares”. Ayer ví el primer semáforo, luego de diez días transitando la ciudad. El autobus en el que viajo lleva 15 minutos detenido para darle paso a un dragón amarillo. Dicen que trae prosperidad a los negocios locales. Minutos luego llega un hombre vestido de blanco y lanza arroz…” Pueden leer la entrada completa acá:  Ecotono, blog del escritor Christian Marrero.

¡Buenas lecturas! ¿Qué recomiendan?

#viernesdeyorecomiendo #leermientrasllueve #findesemana #libros

Sobre “Mercenaria” de Zulma Oliveras Vega

Sobre el libro: “Mercenaria” de Zulma Oliveras Vega

Comentario de Marlyn Centeno

mercenaria

Mercenaria es una propuesta que inserta al lector en el campo de batalla. Señala, denuncia y reclama sin limitarse a un solo tipo de desigualdad. Al leer “Mercenaria”  presenciará a la voz poética, que es la autora, que es la voz poética, quedarse como pólvora en usted.  En esta propuesta vendrá obligado a coincidir, o a estar en desacuerdo, es un libro que no permite ambivalencias.

Las fotografías que ilustran el libro son primero: un mapa a la autora, protestas, manifestaciones, su participación como observadora de derechos humanos; segundo: una mirada  a la urbe y sus paredes donde se derrama la voz de los sin voz a punta de lata de pintura. Un termómetro, tantas veces fiel, de lo que siente un pueblo. Todo es guerrilla en este libro.

Nombra los guerreros y las causas de lucha:  Julia de Burgos, Filiberto Ojeda Ríos, Palestina, el tambor, el calentamiento global, la rebelión a la religión, el abuso infantil, la insurrección ante el gobierno, la apropiación del cuerpo, el amor, finalmente, siempre el amor. Así la autora nos deja al descubierto en medio de la balacera de la memoria de  eventos históricos y del calor de la indignación.

Les comparto un poco al azar una selección  de versos mercenarios:

“me entrego como bomba suicida/si tan solo pudiera renacer/y explotar otra vez en el siguiente centro de corrupción”

“Prometo no besar de lengua/ a nadie de cinco años/ Prometo echar ácido en el rostro /a quien me confiese haberlo hecho”

“…¿dónde están mis camaradas? silencio en la 5ta avenida de Manhattan/abandono…”

“…sí, sufro de drapetomanía/ deseo frenético por huir/ anhelo incontrolable por reclamar libertad/ ¿y tú qué?..”

“tengo pequeñas algarabías de ombligo/ quiero volar como ave/ y no tengo amuleto/ solo tu lengua mujer…”

“tan cobardes como gobiernos/ que dejan niños realengos/ tan cobarde como los depravados/ que se hacen pasar por reverendos ejemplares/ …tan cobarde como lanzar bombas de fósforo a comunidades palestinas/ tan cobarde como la homofobia que mata…”

“Perdóname, porque yo tampoco sé lo que hago.”

Mercenaria es el primer poemario de su autora Zulma Oliveras Vega.

La autora Zulma Oliveras (tercera de izq. a derecha) y parte del grupo de personas que nos dimos cita a la presentación de “Mercenaria” en la Librería Mágica en Río Piedras el pasado sábado, 1 de noviembre de 2014.