Archivo de la etiqueta: amor

Acortar distancias

Quisiera convertir la isla en un pedazo de papel. De aquellos que usábamos de niños para hacer barcos. Uno que hiciera posible replegar la isla tanto o tan poco como fuera necesario para que el norte quedara sobre el sur o justo debajo o intercalado, cuestión de no tener estas tantas millas en medio del abrazo.
#NorteASur

#DeCaraAlSol

#CartasAFélix
4Dic2015

Fb

Barco de papel.Web.

Diario: Mudarse de techo

Diario de una isla: Mudarse de techo
20 de mayo de 2016

Moverse de una casa a otra siempre requiere verse, mirarse detenidamente y conocerse más. Se aprende a buscar con los ojos, el instinto, el presupuesto y el corazón.

Buscar no es para los débiles. Se trata de visitar mazmorras bajo engaño de castillos. Conocer rufianes, estafadores, brujas disfrazadas de dulces ancianas y el peligro de viejos exhibicionistas al acecho para mostrar miserias. Requiere escuchar promesas de sellado de techo en lugares semi inundados y de reparaciones último modelo a pocilgas irreparables sin saber si son bromas. Algún ofrecimiento siempre llega de una cajita de fósforos para que vivan cinco por el módico precio de cientos de dólares. Ante el clima de engaño hay que buscar con maña y entrega.

Cada mudanza es distinta y esta mudanza es para amar. Así que requiere, como mínimo, persistencia y enfoque. Siempre ayuda hacer una lista.

Escribir todo como quién pide deseos al universo.

Por ejemplo:

Espacio para tres.
Lugar para que una persona desvista la infancia y se vuelva un joven.
Casa para que dos vivan el amor.
Hogar para que tres sean familia.

Más:
Espacio exterior para encender carbón.
Lugar para hacer crecer plantas aromáticas, curativas y para guisar.
Rincón de música, lectura y escritura de
poemas, cuentos y novelas.
Habitación para la pasión y los encuentros tiernos.
Terraza para recibir a los amigos y reír.
Hoja en blanco para hacer historia y memorias.

A partir de la lista y a ritmo de ver tres lugares diarios por casi quince días creo que encontré el lugar
…esto, claro, fue la parte fácil…

Desde la isla,
Marlyn

Diario de una isla: Amar Poemas

 

Estoy rodeada de poemas que respiran,
de poemas con latidos,
estoy rodeada de tanta poesía
que algunos días me pongo a escribir.

¿Has visto un poema de once años
jugar en el parque?
¿Has despertado junto a un poema
que te mira, te habla y te besa?

Yo vivo en un campo de versos
y a veces, de tanta poesía, sin remedio,
me pongo a escribir, a cantar, a vivir…

#marlyncenteno
21 de febrero de 2016

Los martes a las once, de Alexis Pedraza

Por Alexis Pedraza

“Él la esperó, no le importaba envejecer, cayeron primaveras a sus pies…”  –  Ana Gabriel

Fotografía de Zayra Taranto 4ta Serie Intertextual Segunda Semana
Fotografía de Zayra Taranto
4ta Serie Intertextual
Segunda Semana

En sus escasos momentos de lucidez Ceferino sabe que hay cosas que el tiempo no cura.  De lo contrario la habría olvidado hace mucho tiempo.   Hubiese dejado de llegar todos los martes a la 11:00 de la mañana a la playa a esperarla en el mismo banco que habían acordado sería su punto de encuentro hace 50 años para escaparse, para marcharse lejos y poder estar juntos.  Perdió la cuenta de las veces que habían restaurado y pintado aquel banco, siempre color verde,  en el cual pasaba horas sentado mirando a lo lejos las olas y tratando de encontrarla entre las pocas personas que un día de semana a esa hora frecuentaban el balneario, todas las semanas, todos los meses, todos los años, pero ella nunca llegaba.  Ya hasta se había hecho amigo del tecato que le pedía que le cuidara la bicicleta mientras se iba a pedir dinero entre la poca gente que en esos  momentos había en la playa.  El mismo que llevado por la curiosidad de encontrarlo allí siempre a la misma hora, todos los martes le preguntó la tercera vez que lo vio:

— Míster, perdone la pregunta pero,  ¿a qué usted viene aquí  to’ los martes a esta hora?  Digo, es que yo vengo otros días y no lo veo.  Y pasa mucho rato ahí, no se mete al agua, no hace na’.  ¿Le gusta ver las olas ir y venir?  A mi viejita le gustaba, ella decía que se relajaba con eso.  Yo la traía a veces los domingos.

Ceferino miró aquel hombre que por su edad podía ser su nieto y con un volumen de voz casi inaudible le dijo que esperaba a Virginia, su novia, que se fugarían juntos para poder casarse y librarla a ella de un matrimonio por conveniencia al que la obligaba don Eugenio, su padre, que nunca vio con buenos ojos que su hija se enamorara de un humilde pescador, hijo y nieto de pescadores como él.  Le pidió de favor que no le contara a nadie, porque si se enteraban a él le podía ir mal pues ya tenía 21 años y Virginia solo 17. El tecato  entendió perfectamente y mirándolo con tristeza le dijo:

— No se preocupe, míster, que ya mismo ella llega.

 

***************************************
Sobre el autor:

Nació en Caguas.  Mientras estudiaba su escuela superior ganó por dos años consecutivos, 1988 y 1989, el certamen de cuento Escritores del mañana, para jóvenes de 15 a 18 años, que celebraba el Sistema Educativo Ana G. Méndez auspiciado por el desaparecido periódico El Mundo.  También en 1989 gana el certamen anual de cuento de la revista norteamericana Writers Digest en la categoría de Mejor Cuento de Terror con su historia Blood waves.  En 1998 se convierte en el segundo extranjero en ganar el prestigioso certamen de cuento del periódico El Heraldo de México con su escrito El rincón de los mil diablos.

Tiene un Bachillerato en Mercadeo de la Universidad de Nueva York y una maestría en Mercadeo Internacional de la Universidad Interamericana.  Mientras completaba sus estudios universitarios fue estudiante invitado de Tisch School of the Arts (Universidad de Nueva York), donde participó como actor en las obras All my sons,  A midsummer night’s dream y Dreaming in cuban.  También en Nueva York participó en dos obras del Shakespeare in the Park, siendo estas The tempest y The merchant of Venice.   Ha tomado talleres de narrativa con las escritoras Elena Poniatowska y Laura Restrepo, en México y Colombia respectivamente.  Ha trabajado como libretista de televisión en Nueva York, Los Ángeles, México y Colombia.  Varios de sus  escritos han sido  publicados en las revistas Qué leer, de España, Papiros, de  Colombia, y Argos, de México, entre otras.  Actualmente se encuentra inmerso en varios proyectos como escritor, entre estos una de teatro y su primera novela, la cual se espera esté publicada antes de fin de año bajo Editorial La Tuerca.  Dos de sus cuentos formarán parte de antologías de Erizo Editorial y Editorial La Tuerca. Recién fundó junto a los escritores Marlyn Cruz Centeno y Julio García la plataforma literaria De Palabras, Inc.  Desde hace poco más de tres años combina su pasión por la letras con su negocio The Market Tool, que presta servicios de mercadeo y relaciones públicas.

Nota. Este texto es una colaboración a la serie “Intertextuales”. Siete semanas de escritura creativa a partir de la imagen. Segunda semana.

Samadhi Yaisha para la serie: Intertextuales por invitación (Convocatoria abierta)

Colaboración para el tema: El último heterosexual del plantea
El amor es un verbo transgénero

Los árboles de roble atestiguaron mi despertar:

vivo en una cápsula en medio del océano cósmico

al que llamo realidad.

Tú habitas otra cápsula y nos incitamos a explorar

qué nos mueve la mirada, qué nos late el corazón

quién respira en mi abismo interior.

El sagrado vacío despierta en mí, me confiesa:

vivo en un traje de piel que contiene al Absoluto

durante un atisbo nanosegundo universal.

Nadie vive adentro y Todo está Allí.

Aquí.

Si todos somos trajes de piel,

y Ella, la Fuerza Cósmica, es el Amor,

no-sustantivo,

sino verbo,

que nos mueve los ojos,

los labios,

los vellos,

los huesos,

el sexo

y nos hace crecer el pelo,

¿quién juzga que la piel de otro valga menos?

Y si Ella se ha creado este sueño de Sí Misma

para Encontrarse detrás de sus ojos ajenos,

se Halla en todos los cuerpos,

se Descubre en todos los seres,

se Ama en todos los géneros.

¡Despierta!

Octubre 2012. Copyright® 2012 Todos los derechos reservados.

 

**********************************

Sobre la autora:

Samadhi Yaisha es creadora de las crónicas de “90 días”, publicadas en el periódico “El Nuevo Día” desde octubre de 2010. Allí narra una jornada fuerte y apasionada para sanar un pasado lleno de pérdidas, y que la ha llevado a viajar a varios lugares en busca de respuestas. Administra el hermoso grupo: 90 días para sanar en Facebook y la página: 90 días, vayan a visitarle.

*********************************************

En este blog se lleva a cabo la serie “Intertextuales por invitación”. Consiste en un tema semanal escogido por un escritor invitado distinto durante un periodo de diez semanas. A partir del tema semanal, se compartirán textos creativos desde las voces diversas de los escritores que acepten el reto en los géneros de narrativa y poesía. También se compartirán colaboraciones de personas que han visto la convocatoria y se han motivado a escribir del tema. Esta es una convocatoria abierta.

*********************************************

Inscríbete en el blog o únete en nuestro grupo en Facebook: Marlyn Cé: Apuesta literaria.

Gracias por pasar a leer,

Marlyn Cruz-Centeno

Samadhi Yaisha para el tema: El amor en los tiempos de guerra (Convocatoria abierta)

El amor en los tiempos de guerra

Por Samadhi Yaisha para Intertextuales por invitación

No tengo que encender el televisor,

ya hay una guerra en mi cabeza.

Te expongo o te escondo.

Te soy transparente o te disimulo.

Algunos han criticado lo que eres:

no tenían razón.

Otros han querido controlar cómo vas:

se equivocaron.

La guerra es que me ha tocado defenderte

sin tener armas, Amada Mía.

Mi única manera de hacerlo fue vestirte

de hipocresía e incapacidad, evitando

el homicidio inevitable.

Llevaba puesta una armadura ignorante.

¿Dónde estaba yo en la estocada final?

¡Culpándote por ser vulnerable!

¿Dónde estaban pues, mis ganas de sobrevivir?

Desparramadas en suelo enemigo

que comía y bebía conmigo.

Utilizándote.

Con mi permiso…

Acaso en el soplo que agonizas

puedo redimirme.

Y aprender por primera vez a decirte:

estoy aquí para Ti.

No lucharé desde el bando contrario

contra mí misma.

¡Qué estupidez!

Tejamos otra bandera que nos desnude.

Izemos el escudo de la exposición.

Así ya nadie podrá asesinarnos.

Copyright 2012® Todos los derechos reservados.

 

**********************************

Sobre la autora:

Samadhi Yaisha es creadora de las crónicas de “90 días”, publicadas en el periódico “El Nuevo Día” desde octubre de 2010. Allí narra una jornada fuerte y apasionada para sanar un pasado lleno de pérdidas, y que la ha llevado a viajar a varios lugares en busca de respuestas. Administra el hermoso grupo: 90 días para sanar en Facebook y la página: 90 días, vayan a visitarle.

*********************************************

En este blog se lleva a cabo la serie “Intertextuales por invitación”. Consiste en un tema semanal escogido por un escritor invitado distinto durante un periodo de diez semanas. A partir del tema semanal, se compartirán textos creativos desde las voces diversas de los escritores que acepten el reto en los géneros de narrativa y poesía. También se compartirán colaboraciones de personas que han visto la convocatoria y se han motivado a escribir del tema. Esta es una convocatoria abierta.

*********************************************

Inscríbete en el blog o únete en nuestro grupo en Facebook: Marlyn Cé: Apuesta literaria.

Gracias por pasar a leer,

Marlyn Cruz-Centeno

Lynette Mabel Pérez para el tema: El amor en los tiempos de guerra

Campos minados

 

Diez grados a las tres,
a cinco pasos de morir calcinada.
Otros diez grados a las nueve,
a cinco minutos de explotar en pedazos.
Una misión como ésta requiere destreza
un paso en falso
y te hallarás con par de fragmentos
de metralla
incrustados en las entrañas.

Una experta sorteadora
debe conocer los distintos tipos de minas
como evitarlas
hacer el reconocimiento
saber las que se activan al contacto
cuales con trampilla

Llevo años sorteándolas
moviéndome en tus campos minados
me acerco a tu zona de riesgo
mis labios tocando la trampilla
tus piernas dándome guerra
seguras de la embestida.

Cinco pasos a las seis,
a punto de tirar del seguro
Siete pasos a las doce,
el click activa mis sentidos
no tengo remedio
a pesar de todo mi entrenamiento
he terminado con un pie sobre el detonador.
sin posibilidad alguna
de parar esta guerra de los cuerpos.

*********************************************************

Esta colaboración ser recibe a través de la convocatoria abierta. ¡Enhorabuena!

Sobre la autora:

Nació en Mayagüez, Puerto Rico, en el año 1976, pero se crió en el pueblo de Moca. Obtuvo su bachillerato en Educación Secundaria con una concentración en español de la Universidad Interamericana, Recinto de Aguadilla y su Maestría en Artes del lenguaje, de la Universidad Interamericana de Puerto Rico y una sub-especialidad en Estudios Hispánicos de la Universidad de Puerto Rico. Pertenece a REMES. Ha sido premiada en los certámenes de la Universidad Politécnica de Puerto Rico, el Certamen Nacional José Gautier Benítez y el Certamen de Cuento Corto de la Latin Heritage Foundation. Es miembro de la junta del Festival Internacional de Poesía en Puerto Rico. Ha publicado en las revistas literarias Zurde, Paxtiche, Cinosargo, Delirium Tremens, Palabras Diversas, Traspatio, Absenta, En la Orilla y Monolito. Fue incluida en las antologías Reflexiones literarias: De la creación al estudio (2005), Piernas Cruzadas (2010), Ejército de Rosas (2011) y Plomos (2012). Ha publicado el libro Imaginería (2010) y Fantasía Circense: antología de literatura contemporánea junto a Miranda Merced (2011). Ha sido poeta invitada en tres ocasiones al Festival Internacional de Poesía de Puerto Rico y en dos ocasiones al Festival de la Palabra de Puerto Rico-New York. Trabaja su blog “Los rostros de Jano” (http://rostrosdejano.blogspot.com///).

*************************************************

En este blog se lleva a cabo la serie “Intertextuales por invitación”. Consiste en un tema semanal escogido por un escritor invitado distinto durante un periodo de diez semanas.  A partir del tema semanal, se compartirán otros textos creativos desde las voces diversas de los escritores que acepten el reto (o provocación) en los géneros de narrativa y poesía. También se compartirán colaboraciones de personas que han visto la convocatoria y se han motivado a escribir del tema. Esta es una convocatoria abierta, envíe su colaboración a marlyncruzcenteno@gmail.com.

Gracias por pasar a leer,

Marlyn Cruz-Centeno