“Yo fui la más callada.
La que saltó la tierra sin más arma que un verso. “

Julia de Burgos

a veces duele haber crecido sin padre

luego miro a hombres cargados de celos, de venganza, de inmadurez, de agendas

hombres que no saben que sus niños pasan la noche en sus casas, en esas camas de tiempo parcial

de visitas paternofiliales impuestas, con los ojitos abiertos…

Y cuando llega mi niño con las ojeras profundas, en el silencio del abrazo sostenido

frustrada por los límites a donde mi amor no llega…

pienso con un miedo más complejo

multiplicado, que mi padre también pudo haber estado…

y me duele la niña ilusa, que buscando un padre para su hijo y para sí

atrajo un cielo lleno de lunas rotas y ya no puede deshacerlo

**Este es uno de los poemas que tuve la oportunidad de compartir en la actividad: 24 horas por Julia-Bohemia de Equinoccio en el Museo de Arte de Puerto Rico el viernes, 21 de marzo de 2014***