“La «curvatura del espacio-tiempo», provoca una singularidad envuelta por una superficie cerrada, llamada horizonte de sucesos. Esto es previsto por las ecuaciones de campo de Einstein. El horizonte de sucesos separa la región del agujero negro del resto del universo y es la superficie límite del espacio a partir de la cual ninguna partícula puede salir, incluyendo los fotones. Dicha curvatura es estudiada por la relatividad general, la que predijo la existencia de los agujeros negros y fue su primer indicio.”

Eso explica perfectamente lo que pasó entre agosto del 2013 y el presente. Fue precisamente por eso que en medio de una exitosa serie de Intertextuales, justo en la 5ta semana, todo se detuvo. Las fotografías, los colaboradores, los textos, todo se cumplió hasta la semana siete aunque ustedes no lo vieron. Ciertos eventos me hicieron caer como a una Alicia en el hueco del árbol, quedé tras ese horizonte de sucesos en la región del agujero negro que me separaba del resto del universo, sin acceso a esta voz tan necesaria. Es muy probable que luego le devele los por menores de cómo se transita por un agujero negro, ida y vuelta, pero en este post quería rememorar las cinco imágenes de la fotógrafa Zayra Taranto utilizadas en la serie  creativa y celebrar el proceso de rescate de los textos faltantes y las fotos que daban cierre a la serie. Todo lo bueno merece un rescate, un regreso y una continuidad.

Gracias por pasar a leer,

Marlyn Centeno