Imagen

La  poesía transita por las aceras, en cuadernos a lápiz, en ipads, en talleres presenciales, en espacios académicos y en espacios alternativos. Los poetas van a pie, en auto, en bicicleta o en transporte público. Hay quienes aplauden un poema efusivamente  y otros quienes callan con solemnidad ante un verso que los mueve. En cuanto a poesía, poetas y la apreciación de la poesía se pueden comenzar conversaciones, discusiones y debates extensos e intensos.

Para aquellos que votan por leer sus propuestas creativas ante una audiencia u “open mic”. Estas son tres alternativas conocidas para los residentes del área metropolitana.

 

ImagenThe Poet’s Passage.  203 Calle Cruz, San Juan, Puerto Rico 00901. Tiene micrófono abierto para poetas, cantautores y músicos, todos los martes en la noche. Cuenta con su propia “Sala poética”. La audiencia del local va específicamente a escuchar las propuestas que se presentan y está ambientada con sofá y sillas para este propósito. Puerta con puerta cuenta con “Café poético” si desea consumir. Lleva más de cinco años como casa abierta para la poesía.

La respuesta

La respuesta. Ave. Fernández Juncos 1600, Santurce, Puerto Rico. Abre sus micrófonos para los poetas el 2do miércoles de cada mes. Predomina la representación de poetas urbanos en este espacio, pero sin limitarse a ello. El lugar tiene barra abierta simultánea al open mic. Puede sentarse en alguna de las sillas altas en la barra, mantenerse de pie pues el lugar es espacioso o ocupar uno de los múltiples bancos destinados a los oyentes que van a la noche de poesía. Mensualmente tienen un tema sugerido, lo que puede añadir un interés adicional según la dinámica y lo que usted esté buscando.

Este mes es el “Junte de poetas” número 42 en el local.

 

Casa Emilio II

Restaurant Casa Emilio. Ave. Domenech 307, Hato Rey. Puerto Rico. El restaurant Casa Emilio está estrenándose como espacio para “open mics”.  Ayer hacían su segunda actividad de micrófono abierto para poetas y cantautores. Las actividades serán el 1er martes de cada mes. El lugar es restaurante y está en servicio durante la lectura. Va a necesitar ocupar alguna mesa para apreciar la actividad.

 

¿Conoce otro lugar de micrófono abierto para la poesía? ¿Cuál fue su experiencia la última vez que asistió o participó? ¿Cree que los poetas y las poetas deben exponer en este tipo de espacios?

Buena tinta y gracias por pasar a leer,

Marlyn Centeno