Cartas desde una isla en quiebra *1*

Viernes, 23 de junio de 2017

A ti que quieres saber:

De la web.

Hoy podría ser un mejor día, también podría ser uno peor. Vivo en una isla en bancarrota donde lo cotidiano, lo extraordinario y lo fantasioso coexisten con una normalidad pasmosa. Siempre las tres cosas, repitiéndose.

Anhelo cosas que no pasan aquí y que veo en otros países: bibliotecas públicas de tres pisos, protestas multitudinarias por los derechos humanos, juicios en transmisión en vivo de funcionarios públicos que abusaron de sus puestos. Pero eso no existe hoy.

Así que algunos días voy a protestas, algunos días lloro amargamente, algunos días me enajeno y soy feliz. En esta isla en quiebra parece que las cosas en series de a tres fluyen mejor, como si fuera creación cinematográfica.

Yo no sé qué nos depare el futuro, pero lo que sí puedo decir es que la quiebra no define el valor humano y lo veo florecer con continuidad y eso me renueva hasta en los días más duros.

Prometo volverte a escribir,
M.

Pd. El gobierno está en quiebra, el arte no.

#CartasDesdeUnaIslaEnQuiebra #DeCenteno #PuertoRico #Cartas

20170623-1

Proyecto: Serie de cartas virtuales

Acortar distancias

Quisiera convertir la isla en un pedazo de papel. De aquellos que usábamos de niños para hacer barcos. Uno que hiciera posible replegar la isla tanto o tan poco como fuera necesario para que el norte quedara sobre el sur o justo debajo o intercalado, cuestión de no tener estas tantas millas en medio del abrazo.
#NorteASur

#DeCaraAlSol

#CartasAFélix
4Dic2015

Fb

Barco de papel.Web.

Agosto

Agosto tiene un llamado a reconectar. Finalizan las vacaciones de verano y regresan con agresividad los tapones en hora pico. El instinto de sobrevivencia nos empuja a recuperar el mejor antídoto contra la rutina: abrazar a lxs amadxs y escucharles. Quedar para el café, el tinto o la cerveza; reír y llorar en compañía

Lxs amigxs son recordatorios de lo mejor de uno mismo, nos mantienen despiertxs, conectadxs y sobre todo amadxs para enfrentar cada ciclo de vida.

-Marlyn Centeno
Minireflexión
Blog 20160813

Pensando en: Joel, Anuchka, Giselle, Christian, Alexis  y Jenny.

Sin promesas

Cuando alguien usa una palabra hermosa para algo atroz, ¿queda manchada por siempre? ¿La perdemos?

¿Cómo volver a pronunciar PROMESA, promesa, promesas…sin este sabor a metálico en la boca?

#vivirenlacolonia

No hay luz aunque hay quienes alucinen:
http://www.elnuevodia.com/noticias/locales/nota/garciapadillainstaamirarlaluzenpromesa-2216516/

Diario: Mudarse de techo

Diario de una isla: Mudarse de techo
20 de mayo de 2016

Moverse de una casa a otra siempre requiere verse, mirarse detenidamente y conocerse más. Se aprende a buscar con los ojos, el instinto, el presupuesto y el corazón.

Buscar no es para los débiles. Se trata de visitar mazmorras bajo engaño de castillos. Conocer rufianes, estafadores, brujas disfrazadas de dulces ancianas y el peligro de viejos exhibicionistas al acecho para mostrar miserias. Requiere escuchar promesas de sellado de techo en lugares semi inundados y de reparaciones último modelo a pocilgas irreparables sin saber si son bromas. Algún ofrecimiento siempre llega de una cajita de fósforos para que vivan cinco por el módico precio de cientos de dólares. Ante el clima de engaño hay que buscar con maña y entrega.

Cada mudanza es distinta y esta mudanza es para amar. Así que requiere, como mínimo, persistencia y enfoque. Siempre ayuda hacer una lista.

Escribir todo como quién pide deseos al universo.

Por ejemplo:

Espacio para tres.
Lugar para que una persona desvista la infancia y se vuelva un joven.
Casa para que dos vivan el amor.
Hogar para que tres sean familia.

Más:
Espacio exterior para encender carbón.
Lugar para hacer crecer plantas aromáticas, curativas y para guisar.
Rincón de música, lectura y escritura de
poemas, cuentos y novelas.
Habitación para la pasión y los encuentros tiernos.
Terraza para recibir a los amigos y reír.
Hoja en blanco para hacer historia y memorias.

A partir de la lista y a ritmo de ver tres lugares diarios por casi quince días creo que encontré el lugar
…esto, claro, fue la parte fácil…

Desde la isla,
Marlyn

Diario: Abandono del libro de las caras

19 de mayo de 2016
Diario de una isla: El abandono del libro de las caras*

Los isleños tenemos Internet ♡♡♡ y esclavitudes como en las grandes ciudades. O.o

Pero mis planes del verano demandaban pequeños actos de rebelión y alimentar a la boca los anhelos del corazón y proyectos de tinta.

Después de sumar y restar, una de las acciones libertarias resultó ser cerrar el libro de las caras.

Debía ser simple. ¿No? Pues la aplicación hizo todo lo sistemáticamente posible para evitarlo. Me llenó de advertencias: ¡pérdidas! Pérdidas repetía…ufff!  Pero el cierre estaba decidido.

image

¿Cómo me va?

Les cuento de mis pequeñas ganancias:

1. Tengo una docena de contactos que antes no tenía pues intercambié # de teléfono y correos electrónicos antes de cerrar la cuenta con algunas personas. Ya comencé comunicación por email. Ahora nos carteamos a lo moderno. : ) Resulta una interacción más directa que me trae mucha alegría. Friendship +++

(El libro de las caras muchas veces da la ilusión de conexión y compañía de personas de las que sabes muy poco y no saben nada de ti.)

2. Despertar y no recurrir al celular como primera acción del día da una sensación de paz. En vez de recibir un zafacón de información y notificaciones, poder seleccionar que leer y con quién comunicarse voluntariamente permite enfocar las metas del día. Energy +++

3. Ganancia de TIEMPO. Ya el espacio para escribir y otros proyectos de vida para junio y julio se va creando. Time+++

Me dicen que al cerrar el libro de las caras quedaré en la prehistoria. Otros hablan de suicidio cibernético. Bueno, aún tengo Internet y me siento muy bien, no sean tan dramáticxs…. 😛

Desde la isla,
Marlyn

*Facebook

Diario de una isla: Agua

como seres primitivos seguimos maravillándonos ante un aguacero y temiendo a la inundación. el agua sigue siendo diosa destilada del cielo y nos sumergimos en ella para dejarnos lamer el cuerpo por sus mil lenguas.

a veces, tratamos de desviar su cauce, de hacerla llover a nuestro antojo, de hacerle pronósticos y doblegarla. como si desconociéramos que las diosas no son contenibles por esfuerzo mortal alguno.

nos queda amar lo primitivo, no como rendición sino como fuerza. sabernos agua que nos navega el cuerpo. cual aguacero dejar de contenernos. dejar de tratar de obviar a lo que fuimos llamados.

¿de qué cause intentamos desviarnos? ¿porqué nos doblegamos? Deberíamos primitivos llover con fuerza y olvidarnos de ser mortales.

sábado, 30 de abril de 2016
llueve en la isla

#marlyncenteno

Letras de Marlyn Centeno