Julia de Burgos, el río y los reencuentros- Versos detonantes VIII

Julia de Burgos es la primera mujer poeta que leí.  La enseñaban en la escuela, pero estoy segura que la leí antes.

Tengo un recuerdo temprano que incluye el canto de coquíes y alas de mariposa cayendo sobre mis manos mientras mis dedos van siguiendo las líneas de los versos en las páginas de un libro. El libro tiene una cubierta dura color azul marino y pesa sobre mis cortas piernas. Las alas pertenecen a las mariposas atolondradas que olvidan que no pueden volar demasiado cerca de la bombilla justo como se nos olvida a nosotros el no acercarnos a algunos recuerdos por que se nos aflojan las alas.  Estoy en la sala de mi casa de infancia, madera y zinc, en el barrio Mamey del pueblo de Guaynabo. La silla en que estoy sentada es demasiado grande  y tiene los brazos de madera, ha llovido,  el aire tiene olor a tierra húmeda.

Quedé atrapada entre verdores y recuerdos de infancia el fin de semana pasado en el Bosque Guilarte de Adjuntas. Los miedos de inexperta en acampar, de humana lejos del internet, de  la electricidad, de las aceras en cemento y  de la falta de señal en el teléfono celular se desvanecieron ante las imágenes que develó generosa la naturaleza.

Un coro de pájaros, viento, grillos y demás residentes del campo hizo una gran sinfonía de bienvenida. El  tiempo se colgó en una línea verde y dejó de apurarse. Fresas silvestres y mariposas amarillas fueron parte del espectáculo diurno. En la noche, las luciérnagas jugaron a imitar estrellas entre las ramas extendidas de los arboles y las estrellas posaron de maneras tan  increíbles que era posible ver las constelaciones tomar vida, casi como un espectáculo 3D natural.

Los mosquitos muy considerados se tomaron vacaciones del campo y la fría temperatura fue un paréntesis perfecto al calor del verano. Visitar la charca El Mangó fue una excursión aventurera. Transité espacios que alternaron  caminos de tierra y fango envueltos en túneles naturales donde las copas de los árboles se besaban y se abrazaban las ramas.

En honor a la hermosura del río y a la hermosa evocación del recuerdo  poético esta octava edición de versos detonantes está dedicada a la poeta puertorriqueña Julia de Burgos.

Reencuentro, Marlyn Cruz-Centeno

llego a ti con esta dualidad de niña mujer que me persigue
con el espíritu manchado de ciudad y tatuado de temores
he olvidado lo que es residir en el silencio de tus ruidos
en la penumbra de la noche , bajo el cielo desnudo

recorro tu camino pensando que caeré hasta que afianza el pie,
hasta que reconozco el olor a tierra y sus colores
hasta que mis pies tocan tu lengua húmeda
dejo que me acaricies los tobillos y las rodillas

despacio entrego el cuerpo, contengo el aire que voy soltando

poco a poco
nuestros cuerpos se van reconociendo
mi piel guarda memoria de tu huella dactilar
siempre demasiado fría aun en esta época del año

sonreímos la niña y yo
la primera abrazada en el juego de tus aguas
la segunda un poco más curada
con menos mancha de ciudad y más recuerdos

más besos verdes en los ojos, en la cintura y en el alma.

 

 

Les comparto el icónico poema de Julia de Burgos:

RÍO GRANDE DE LOÍZA

¡Río Grande de Loíza!… Alárgate en mi espíritu
y deja que mi alma se pierda en tus riachuelos,
para buscar la fuente que te robó de niño
y en un ímpetu loco te devolvió al sendero.

Enróscate en mis labios y deja que te beba,
para sentirte mío por un breve momento,
y esconderte del mundo, y en ti mismo esconderte,
y oír voces de asombro, en la boca del viento.

Apéate un instante del lomo de la tierra,
y busca de mis ansias el íntimo secreto;
confúndeme en el vuelo de mi ave fantasía,
y déjame una rosa de agua en mis ensueños.

¡Río Grande de Loíza!.. Mi manantial, mi río,
desde que alzóse al mundo el pétalo materno;
contigo se bajaron desde las rudas cuestas
a buscar nuevos surcos, mis pálidos anhelos;
y mi niñez fue toda un poema en el río,
y un río en el poema de mis primeros sueños.

Llegó la adolescencia. Me sorprendió la vida
prendida en lo más ancho de tu viajar eterno;
y fui tuya mil veces, y en un bello romance
me despertaste el alma y me besaste el cuerpo.

¿Adónde te llevaste las aguas que bañaron
mis formas, en espiga del sol recién abierto?
¡Quién sabe en qué remoto país mediterráneo
algún fauno en la playa me estará poseyendo!

¡Quién sabe en qué aguacero de qué tierra lejana
me estaré derramando para abrir surcos nuevos;
o si acaso, cansada de morder corazones,
me estaré congelando en cristales de hielo!

¡Río Grande de Loíza! Azul, Moreno, Rojo.
Espejo azul, caído pedazo azul del cielo;
desnuda carne blanca que se te vuelve negra
cada vez que la noche se te mete en el lecho;
roja franja de sangre, cuando baja la lluvia
a torrentes su barro te vomitan los cerros.

Río hombre, pero hombre con pureza de río,
porque das tu azul alma cuando das tu azul beso.
Muy señor río mío. Río hombre. Único hombre
que ha besado en mi alma al besar en mi cuerpo.

¡Río Grande de Loíza!… Río grande. Llanto grande.
El más grande de todos nuestros llantos isleños,
si no fuera más grande el que de mi se sale
por los ojos del alma para mi esclavo pueblo.

Gracias por pasar a leer,

Marlyn Cé

Nota al lector:

1. Esta es la octava propuesta creativa en una serie de diez del proyecto “Versos como detonantes”.  El proyecto atenta utilizar  como “detonante” el trabajo poético de escritoras puertorriqueñas.

2. La aventura en Bosque Guilarte no se hubiese materializado sin la generosa invitación de Zulma y Yolanda, la compañía  y  transporte de Giselle y Nacho, y el conocimiento de Julia y su extraordinario grupo  Outdoors Girlspr. Mil gracias.

About these ads

2 pensamientos en “Julia de Burgos, el río y los reencuentros- Versos detonantes VIII

¿Qué te pareció este post?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s